«La tierra no pertenece a nadie» ¿y el agua?

gota de agua — Flickr de zaxl4Ayer nuestro líder del Gobierno, y desde hoy voy a tener que empezar a pensar que también espiritual, dijo que «la tierra no pertenece a nadie, salvo al viento». Lo cual se da un parecido a unas palabras de hace muchos años:

En una ocasión una nube le dijo a un lago: eres un arrastrado siempre lamiendo la tierra. Yo desde lo alto lo veo todo, y tengo sabiduría de las cosas. Cuando el lago fue a contestarle, ya no estaba, se la había llevado el viento…

Esto último lo dijo el gran héroe indio Caballo Loco. Pero a mi el hecho de que diga discursos aparentemente inspirados en los de otra gente ya me da igual. Me importa más la hipocresía. El tener el valor de decir ante la comunidad internacional que la tierra no pertenece a nadie cuando luego aquí en España permite que el agua sí que tenga dueño, como bien lo sabemos los levantinos. Que en Copenhague haya dado esa imagen de pacifismo y ganas de unir cuando en España es el Presidente del Gobierno que más soltura y caprichos le está dando a los independentismos que ya hasta hacen referendos de independencia. Que frente a los de fuera quiera parecer tan comprensivo y sensible cuando aquí permite que una de sus ministras asemeje el que una menor de edad se pueda poner tetas sin permiso de sus padres con abortar. Que se las dé de sincero en el extranjero cuando oculta ataques recibidos por nuestras FFAA en Afganistán y Líbano, cosas que pasan en las guerras misiones de paz. Que vaya de buen amigo de los moros cuando estos nos envían a una mujer que les molesta —su par de ovarios que ha tenido la señora— y se niegan a readmitirla hasta que median Estados Unidos y Francia y entonces la devolvemos en un avioncito medicalizado, que me imagino qué contribuyentes habrán estado pagando los costes de la historia 🙄 .

Pero bueno, si ya me lo dice con frecuencia una buena amiga: «siempre hubo clases». Ah, y a los que se piensen que hemos dado una reprimenda a Marruecos con este último asunto de Aminetou Haidar mejor que se lean esta noticia de El País también reciente: «La UE eleva la cuota de entrada de tomates desde Marruecos». Cada vez lo ponemos más fácil para importar productos de fuera pero luego cuando se trata de exportar algo a estos países la cosa cambia. Como un amigo que tuvo que ir a hacer una reparación a China y tuvieron las piezas retenidas en la aduana durante semanas. 😮

Imagen → gota de agua — Flickr de zaxl4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *