Cómo se carga la política a las Fuerzas Armadas

Fuerzas Armadas Españolas

Los políticos no dejan día tras día de cargarse nuestras Fuerzas Armadas. Manden los de un color u otro, ellos sólo miran por su bien y el de sus compinches. Parece como que les luce hacer desplantes y seguir manchando la buena imagen que antes tuvieron nuestras FFAA, hace ya muchos años. Poco o nada parece importarles la dignidad de quienes dedican su vida al servicio de España, y ese espíritu se lo van cargando a pulso día tras día:

  • Retirando a tropas como cobardes para mandarlas a otro lugar del mismo peligro —pero eso vende votos ante los ojos del pueblo aborregado—.
  • Pareciendo desconocer que la bandera de un país representa a ese país al completo y no sólo a su gobierno, no levantándose a saludarla —y encima se le hace a la primera potencia mundial, para ser más chulo aún—.
  • Intentando hacer creer a la opinión pública que un helicóptero de combate ha sido derribado por una ráfaga de aire, y negando a toda costa la realidad que más tarde algunos supervivientes relataron, antes por supuesto, de que les fuese prohibido hablar de aquello, —si nos retiramos de un lugar no admitamos que al que nos hemos ido nos han atacado, que eso no vende bien para los futuros votantes—.
  • Mandando vehículos terrestres de un blindaje insuficiente a lugares en los que los atentados están a la orden del día —pero luego que no falten coches oficiales para tanto chupatintas del Estado—.
  • Privando de inhibidores de frecuencia a esos vehículos por racaneos del presupuesto —pero luego que a los coches oficiales de los políticos no les falte de nada, que mucho más peligro tienen ellos aquí que nuestros compatriotas por donde campan los terroristas suicidas—.
  • Cediendo al chantaje de piratas y no dejando a la Armada actuar para acabar con ellos, como antaño habría hecho esa otra armada que apodaban la invencible, —dicen que no tuvo desperdicio el momento en que la fragata Méndez Núñez pidió permiso para atacar a los piratas tras pagarles el rescate y le fue denegado; menos mal que no todos los gobiernos son así, ni con Obama—.
  • Transportando a las tropas en aviones alquilados a otros países —pero luego que no le falten aviones ni helicópteros al Gobierno, ni si quiera para caprichitos—.
  • Ordenando de manera verbal y no por escrito, que casualidad, al mayor responsable de la sanidad militar la repatriación con la mayor rapidez posible de los cadáveres del enorme accidente del Yakolev 42, aún estando muchos sin identificar y habiendo enviado realmente patólogos aunque a los medios de comunicación se le dijese que eran forenses,ya que no existen forenses militares, —que pronto la opinión pública dejara de hablar del accidente y todos se olvidasen de la pésima gestión hasta para identificar los restos de quienes no tuvieron culpa—.
  • Cerrando hospitales militares y enviando a sus médicos a trabajar en hospitales civiles con la excusa de que es el modelo de nuestros países aliados, —pero lo que no aplican es que en esos países un médico militar gana bastante más que los de aquí; de hecho el sistema sanitario civil ingresa un complemento para cada médico al Ministerio de Defensa que luego no es abonado—.
  • Teniendo a dotaciones en el extranjero en países donde los tiroteos son muy frecuentes sin un número suficiente de armamento ni protección.
  • Suprimiendo el desfile del Día de las Fuerzas Armadas con la excusa del recorte de presupuesto para el Ministerio de Defensa, —aunque para otras cosas de vital importancia parezca que no faltó—.

Pero yo creo que mientras los titiriteros y faranduleros estos mantenidos que tenemos no hayan vuelto a salir a manifestarse ni a montar números a través de los medios de comunicación, es que las Fuerzas Armadas están en su mejor momento. 😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *