Ejemplo de hipocresía y política juntas

La política y la hipocresía parece que van cogidas de la mano, que la una sin la otra no tiene razón de ser, o al menos eso parece cuando en menos de dos años la misma persona que insultó ahora pretende multar a quien lo haga, y por supuesto no creo que se vaya a a aplicar el asunto con carácter retroactivo, aunque espero que sí para un futuro. El protagonista del ejemplo es Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la FEMP.

En diciembre de 2008 manifestó él mismo por voz propia:

Y ayer miércoles 6 de mayo de 21010 contribuyó en el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Gefate a la aprobación de una ordenanza sobre la convivencia ciudadana en el municipio, como estaba previsto tratar. Que regula sanciones económicas para quien va con la música a toda caña por la calle, quien con el perro llena de cagadas las calles, quien sea guarro, quien insulte a la gente del Ayuntamiento y viceversa y demás. Me parece perfecto, una medida recaudatoria más con la excusa de lo necesario que es que la ciudadanía conviva de manera educada. Pero a él no le irán a sancionar por haber insultado tiempo atrás a los votantes de un partido político —«tontos de los cojones»—, lo cual se consideraría un «insulto o manifiesto incorrecto» de «la autoridad municipal» a «los ciudadanos y ciudadanas».

Un pensamiento en “Ejemplo de hipocresía y política juntas

  1. Pingback: Tweets that mention Ejemplo de hipocresía y política juntas - -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *