Las pensiones nos incumben a todos

Aunque en la práctica parece que eso no es verdad. No me refiero a los banqueros ni estrellitas de darle patadas al balón, sino a que por que ellos lo valen parece que la cosa sólo fuera con el Presidente del Gobierno y un par de sindicatos. Que para según qué cosas existe el Congreso de los Diputados y el Senado o basta el dedo de José Luís Rodríguez Zapatero, autorizado algunas veces por supuesto por los de los gerifaltes de CCOO y UGT.

Las pensiones nos afectan a todos y nos importan a todos como para que se anden acordando y decidiendo los cambios entre cuatro gatos, o mejor dicho tres. Me importa un pito si le hubiera tocado decidirlo al gremlin bueno, el que lo que antes rechazó debatir ahora lo quiere proponer él, y a otro par de sindicatos o a Rita la Cantaora, aunque sin duda esta mujer lo hubiera hecho mejor que cualquiera de estos bandidos. Las pensiones son cosa seria y merecen como poco el consenso de todo el Parlamento, que para eso los hemos elegido y viven muy de bien ahí con sus privilegios, cuando no una de las palabras más olvidadas y parece que prohibidas de España: referéndum.

Yo he terminado de estudiar hace poco, estoy en paro y no dejo de preguntarme en qué cojones me representan a mi dos sindicatos para tener que negociar el futuro de mi pensión. O a quien sea autónomo o esté afiliado a uno de los tantos sindicatos alternativos que existen de los que desgraciadamente sólo se hablan si hay una tragedia. Pero a mi este par de individuos que viven de perlas gracias al puesto y al dinero público no me representan en nada.

No obstante si hay algo todavía peor es que se atrevan a ponerse a modificar lo concerniente a las pensiones de todo hijo de vecino sin tocarse ni el Presidente del Gobierno ni a sus respectivas señorías ni cargos a dedo —Ministros por ejemplo, aunque diferentes— las suyas. Que ahora cualquiera vaya a tener que cotizar más años y jubilarse más tarde para que los Diputados, por el momento, vayan a seguir asegurándose con 7-9 años de legislatura el 80%, 9-11 años el 90% y más de 11 años el 100% de la pensión máxima, además de los despilfarros a los que nos tienen acostumbrados. Y mientras si Perico de los Palotes quiere cobrar también la máxima tendrá que trabajar 35 años para el 100% y 37 a partir del 2013, por si alguien se confía. Así lo manda la igual-da que tenemos en España, que si los socialistas de verdad levantaran la cabeza iban a darle con una buena vara en las corvas a estos tres negociantes.

Pero no seamos catastrofistas, «no hay mal que por bien no venga» dice el refrán. Algún que otro banquero seguro que anda muy agradecido frotándose las manos y pensando en el aumento de ahorros en las cuentas y planes de pensiones en que puede derivar esto.

3 pensamientos en “Las pensiones nos incumben a todos

  1. Pingback: Tweets that mention Las pensiones nos incumben a todos || El Historias -- Topsy.com

    • ¡De nada hombre! Hoy he tenido unos mensajes en Twitter con UGT de Cataluña y casi me hacen ver la luz de que se merecen como nadie tener que negociar las pensiones porque han sido elegidos por trabajadores. Aunque me ha explicado cosas interesantes, pero no me ha convencido de cómo un juez, militar o policía puede ser representado por ellos negociando las pensiones, y no digamos ya un autónomo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *