Mis «no propuestas»

No quería entrar al trapo del movimiento salvapatria ¡Democracia Real YA! Los ligeros tintes que la idea inicial tenía a comunismo creía que eran meras apariencias, pero con el paso de las horas, según el punto de vista, van perdiendo ligereza.

Vistas las propuestas alcanzadas por un colectivo compuesto a su vez de tropecientos minicolectivos supuestamente autónomos, hay cosas que en mi opinión —porque tan libres son de ejercerla como yo— son tan disparatadas como peligrosas. Ellos/ellas, porque imagino que serán lo más paritario donde lo haya, invitan a opinar y proponer las propias en su foro, pero como yo también soy antisistema a mi manera aunque no tenga iPhone ni Internet en el móvil las expongo aquí. Para ello parto de la base de sus propuestas sobre las que difiero, que como buenos antisistema que espero que sean las habrán elaborado con licencia de dominio público.

Son mis no propuestas:

  • Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción. Eliminar tal inmunidad suena muy apetitosa de primeras, pero eso está así como medida disuasoria ante calumnias, porque en España somos toda una potencia en cuanto a envidia y tontuna se refiere. Lo de que los delitos de corrupción no prescriban me parecería estupendo si también lo pidieran para otros mucho más graves que afectan al bienestar de cualquier persona.
  • Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural. Ha habido malvadas y perversas empresas que lo han intentado, pero pocas con éxito, que no han tardado en ser criticadas negativamente por sus empleados a la voz de «si quieren vengo menos horas, pero mi sueldo que no me lo toquen». ¿O acaso esperan que trabajando la mitad de horas la empresa incluso pague más que antes? Además, si ya de por sí pagan poco según qué trabajos echando horas de sol a sol, pues anda que echando menos horas…
  • Imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios. ¿Sin un beneficio mínimo?
  • Fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos. Es decir, otra sutileza con la que el estado controle más a las empresas. Muy bien, estupendo. Que empiecen entonces por Navantia por ejemplo. Así si de repente cogen 50 ingenieros, temporales, porque han encargado varios buques, una vez se acaben de construir se los come con patatas fritas y los hace fijos, aunque no reciban encargos y dé en quiebra la empresa. Yo sería el primero en suplicar por el puesto.
  • Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración. Siempre y cuando le metan mano a los que viven a costa de una baja laboral fingida o los que pasan de largo de buscar empleo, me parece estupendo. Que el vago cambie su modelo de vida.
  • Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido. ¿La idea incluye también ir a lo Hugo Chávez con lo de «exprópiese»? Forma parte del juego del mercado que un promotor decida empuarse hasta las cejas en construir unas viviendas y luego se vaya a la ruina porque no las venda, para lo que siempre tiene la opción de bajar los precios. Además, ¿de dónde sacaría el estado el dinero para esas expropiaciones? Porque al aún dueño algo habría que pagarle, supongo. De ahí a que te quiten el cuchitril de la playa o el cuarto de aperos del campo convertido en casa un paso.
  • Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos. Esto ya existe, tanto para jóvenes como para familias a las que les pagan la casa y hasta les cubren parte de sus gastos rutinarios. En el caso de los jóvenes creo que no vale con ser joven y haber decidido emanciparse a vivir del cuento, hace falta demostrar que se trabaja y así creo que debiera seguir. En cuanto a personas de bajos recursos hay de todo, porque no es lo mismo quien tiene razones de salud para no poder trabajar que quien considera la gandulería parte de su religión.
  • Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas. Un arma de doble filo. Con ello a los bancos les puede dar por sablar, aún más si cabe, a intereses a quienes sí que puedan pagar la hipoteca; o les puede dar por no prestar dinero y que haya que recurrir a los prestamistas de toda la vida que afrontan los impagos de otra manera…
  • Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera. Nuevamente me pregunto de donde saldría el dinero. ¿Quizás de concienciar a la gente para que no insista en que el seguro le pague el bicarbonato y las bebidas isotónicas? O mejor aún, ¿impidiendo que los pensionistas saquen medicamentos gratis a costa del seguro para toda la familia? El personal se puede aumentar, pero la conciencia y honradez de los usuarios también y bastante.
  • Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios. Pues entonces en la Región de Murcia tenemos un problema en este asunto. Somos uno de los cementerios nacionales de trenes, con trenes cercanos a los treinta años y que todos consumen gasóleo. Aquí no existe eso de la doble vía ni las catenarias, y si es por restablecer trenes de antes ya casi tenemos que volver al carbón. Por un lado los actuales contaminan mucho, pero por otro la habilitación para que el ferrocarril sea eficiente y ecológico cuesta una pasta. Entre Cartagena y Madrid hay una distancia comparable a la de entre Córdoba y Madrid, el precio en tren es de 49.80€ y 53.70€ respectivamente, ambas tarifas en servicio Altaria, pero el primer trayecto dura 4:51 horas y el segundo 2:03 horas. Uno en vía única y a gasóleo y el otro en doble vía y con catenaria.
  • Regulación de sanciones a los movimientos especulativos. Especular en sí no es ningún delito. Los agricultores lo hacen cada temporada eligiendo qué plantar porque esperan que otros no lo planten y poder vender a buen precio su género. ¿A ellos también iban a sancionarlos? Especular aprovechándose de información relacionada con recalificaciones de terrenos, por ejemplo, sí es ilícito. Lo demás es envidia.
  • Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social. No sé hasta qué punto resultará beneficioso para el estado nacionalizar un banco al borde de la quiebra, pero en caso de hacerlo luego también habría que controlar en caso de que se venda, las condiciones y posibles tratos de favores. En lo de privatizar luego empresas públicas hay mucho zorro suelto.
  • Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio. Si guardar mi dinero en los bancos es peligroso porque juegan con él, los presiden gente muy mala y odiada por el movimiento, y si lo gasto en comprar bienes me sablarían por patrimonio, ¿qué hago entonces? ¿para qué ahorrar? ¿para qué querer ganar más dinero? Como si no fuera ya suficiente con la contribución que se paga por cada vivienda o tierra que se tenga.
  • Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea. ¿Y si salen que no qué pasa? ¿Nos salimos de la Unión Europea o seguimos en ella para ir a lo nuestro? Empezaría el principio del fin, que en parte con el tema económico ya hay quien dice que ha empezado.
  • Reducción del gasto militar. Si cada año es menor y a veces no hay chalecos antibalas para todos los soldados ni vehículos blindados adecuados para donde se encuentren, con esto ya no sé qué sería de nuestra ONG soldados sin fronteras. A cargárselas un poquito más todavía.

Las no citadas las comparto, a pesar de que de todas las propuestas no he encontrado una sola que favorezca la creación de empresas ni tejido industrial, la inversión extranjera o la venta de productos españoles fuera. Y sobre la casta de los dos sindicatos mayoritarios ni pío. Estas ideas cada vez se parecen más a las cubanas pero queriendo llevar el nivel de vida de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *