Para lo que me queda…

Para lo que me queda en el convento, me cago dentro.

—una de mis abuelas

Dedicado a las personas supersticiosas con esto del martes trece, gente con trezidavomartiofobia, para que vivan entonces intensamente este día por si les pasa algo malo. Yo, como ayer dijo una amiga, pasaré por debajo de una escalera, romperé un espejo y adoptaré un gato negro. 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *