Consultando a la población

Ayer domingo me enteré de un par de noticias de esas que dan que comparar entre países en lo que a consultas al pueblo se refiere. Porque mientras que aquí en España titula un periódico «El Gobierno reclama a los ayuntamientos suelo para las mezquitas», el mismo periódico titula sobre Suiza «Los minaretes suizos, en peligro de extinción».

Que bien es cierto que el segundo titular es alarmante de más puesto que lo que se cuestiona es prohibir que se construyan más minaretes, las torres de las mezquitas es decir, pero no a que no se permita la construcción de más mezquitas, que además a los suizos tampoco les conviene tener desavenencias con los musulmanes obviamente. Pero van a tener los cojones de consultarlo a pesar de que el Gobierno sepa que una respuesta contraria al islam no le favorecería internacionalmente. Sin embargo lo que a mi más me ha llamado la atención es que aquí ni de coña se nos consultaría algo así porque al grupo de ciudadanos que se le ocurriera sería tachado de racista —aunque científicamente es más correcto referirse a etnias— y/o xenófobo y no se le permitiría llevarlo a referéndum como tantas otras cosas se han descartado. Cierto es que en Suiza tengo entendido que el resultado del referéndum no va a misa como aquel que dice, es un resultado que el Parlamento lo tiene en cuenta, además de que tampoco la población va siempre en mayoría a votar en estos casos, varía según el tema, pero ya es algo más que lo que pasa aquí que tantas decisiones a nivel nacional de carácter interno como externo se han tomado sin consultarnos. Como en todos sitios allí también tienen sus defectos, pero la celebración habitual de referendos no es algo que me parezca malo.

En España con mirar en la Wikipedia vemos que sólo se han celebrado cuatro referendos desde el fallecimiento de Franco hasta la fecha, entre los cuales por supuesto no se consultó la entrada en la Unión Europea, ni reformas de las leyes de extranjería, ni la implantación/retirada de ayudas a las religiones presentes en España, ni participación de España en conflictos internacionales, ni reformas en educación, ni la entrada en el Euro, etcétera. Aunque no es de extrañar porque hay mucha gente que aún recuerda, yo aún no tenía conciencia, a ese candidato a Presidente del Gobierno que antes de ocupar el cargo se oponía a la permanencia de España en la OTAN usándolo hasta de lema de campaña electoral, pero que una vez en el cargo celebró un referéndum en el que invitaba a la población a votar a favor de dicha permanencia. Así son los políticos. 😆

Un pensamiento en “Consultando a la población

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *