Dignidad vs. periodismo

¿Qué es un asalto a la dignidad de las personas y qué es periodismo?, ¿cuál es la diferencia? Porque si ya dudaba de ello hace tiempo, estos días viendo los informativos y las imágenes que sacan de la catástrofe de Haití se me han despejado las dudas.

Hace años que la amiga aDrelita me dijo que los perros para morir se esconden. Yo no lo sabía, pero aunque fuera a cuento de la muerte de mi Cocoliso pues algo aprendí de ello, entre otras cosas más. Años más tarde le pasó a mi abuela con una de sus canes y hace unas semanas con otra también. Los notas algo raros, o a veces incluso no, y un día de repente no acuden a la puerta de casa. Sales en su búsqueda y te los encuentras por el huerto escondidos bajo un árbol. Y con las personas puede que por naturaleza sea igual en algunas. Cuando sientes que estás chungo vas al médico, pero si por ti mismo o por medio de él sabes que el de arriba o en quien tu creas te ha llamado y no atiende a esperas, puede ser que quieras que te dejen solo. En cada uno ya no entro.

Pero las cosas se están poniendo que parece que cuando vayas a temer por tu vida lo mejor es esconderte para que así luego no vaya algún periodista a fotografiarte, o grabarte en vídeo, y difundirlo por el mundo. Ganando dinero con ello en muchas ocasiones como cuando pertenecen a agencias de noticias. Yo veo muy bien lo de informar, pero antes que eso creo que está el ayudar. Cuando veo algún vídeo de alguien bajo unos escombros que pide ayuda me dan ganas de ir a darle dos ostias al periodista. ¿Es que no hay otra manera de dar testimonio gráfico de que hay gente atrapada que sacarla agonizando? «Extiende el brazo y trata de agarrarlo con tu mano en puesto de apretar el botoncito» me dan ganas de decirle al supuesto informador.

Sea una víctima de una tragedia natural, de un asesinato. Sea el dictador Perico de los Palotes. El salvapatriavasca refugiado en Irlanda De Juana. Y ya no digo la cantidad de personas agredidas y grabadas en vídeo para posterior mofa de los agresores. Creo que todas las personas tenemos un mínimo de dignidad a ser respetada. Un valor más que vamos perdiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *