Economía sostenible a bombo y platillo

En el día de hoy ha habido Consejo de Ministros en Sevilla [elmundo.es] en el Real Alcázar, con el propósito, entre otros, de aprobar eso que tanto se ha puesto de moda ahora: Ley de Economía Sostenible. Chachi, ¿no?

Pues no tengo muy claro yo que los políticos sepan bien de qué va el tema de tratar de sostener nuestra economía. La de su bolsillo y vidorra desde luego que sí, pero la nuestra es otro cantar. Resulta que los Ministros se han ido hasta Sevilla a reunirse, como si en Madrid no tuvieran sitios donde reunirse entre tanto Ministerio con tantas salas y despachos, además de La Moncloa. Que no tengo nada en contra de Sevilla, como tampoco de León, Mérida, Palma y Las Palmas, lugares donde ya han hecho otros Consejos de estos. Pero no entiendo la necesidad de tener que hacer giras por el país para estas reuniones.

¿Se habrán pagado el viaje de su bolsillo? ¿Y el alojamiento? ¿Y la comilona que como manda la casta política se estarán pegando ahora? ¿Y el séquito típico que las personalidades que ostentan estos cargos precisan para sus actos? Además se han puesto cientos de banderolas por las calles de Sevilla [sevillaactualidad.com] para implicar a la ciudadanía en el Consejo de Ministros. ¿Es que la ciudadanía ha podido ir a escuchar y hacerle ruegos y preguntas a los Ministros? ¿Repartían tarrina de ajo gratis a los cien primeros? ¿Es que es un acontecimiento festivo-turístico como cuando aquí ponemos banderolas con motivo de Carthagineses y Romanos o Semana Santa?

Del contenido de la Ley en cuestión cavilaré otro día. Con el nombre que tiene lo lógico es pensar que trata del remedio milagroso para encontrar una manera de sostener nuestra economía de ahora con familias enteras que están en el paro y empresas liquidándose. Ya tiene que ser un proyecto ambicioso y ojalá dé frutos. Pero con estas maneras tan rimbombantes que nuestros políticos siguen teniendo para mover un solo dedo creo que vamos camino de media croqueta para cinco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *