Huevos en la noche de Todos los Santos

Esta noche volvía para la casa cuando me he ido encontrando con los típicos huevos esparcidos por las aceras entre gente disfrazada y otra que aunque parezca su noche van así todo el año. Me he acordado de que lo de tirar huevos ya lleva por Cartagena unos años. Y es que para importar ideas buenas somos muy nuestros, pero para gamberradas sean de donde sean siempre estamos abiertos.

He pensado en que las pandillas estas de subnormales que van tirando huevos a las fachadas en realidad son unos mierdas. Ahora que el paisano Pérez-Reverte ha extendido el uso de la expresión. Porque estos críos se creen muy atrevidos y malotes por tirar huevos a casas a las que ni tocan el timbre para pedir eso del truco o trato, como creo que manda la tradición yanqui. Y por lo visto es que no saben que mucho antes de que aquí la gente andara esta noche disfrazada de brujas, asesinos y demás parafernalia, ya se hacían putadas de verdad.

¿Día de Todos los Santos o Halloween? Es la pregunta de moda cada vez que se acercan estas fechas, como ya traté hace un par de años. Pues que cada cual escoja la que le salga de las criadillas pero dejando a los demás y sus inmuebles tranquilos. Que hay otras costumbres nuestras que siempre quedarán, o eso espero, y que a nadie hacen daño como comer castañas y boniatos pasados previamente por el horno después de unos huesos de santo.

Aunque este año me viene a la mente la pregunta de ¿realmente sabe la gente el significado de estas noches? Porque Halloween es a lo largo de esta noche y sin embargo he ido viendo las dos noches anteriores a gente disfrazada por la calle, e incluso a algunos despistados tocando al timbre de casa con lo del truco o trato. O lo de temer en esta noche a los muertos, cuando la noche de los difuntos/muertos es la del uno al dos de noviembre por aquellos que se encuentran todavía en el purgatorio.

La verdad que a todos estos de los huevos los encerraba en el cementerio la siguiente noche junto con el resto de gamberros de cada barrio, especialmente si son gitanos por el miedo a la muerte que estos le tienen, y les daba algún que otro susto. Pero lo de los gitanos y esos miedos ya será otra historia. Y que nadie me venga con indignaciones que a mi ellos me dicen payo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *