¿Debian o Ubuntu para el portátil?

Después de perder un pedazo de tarde y unas horas ya de noche frente al portátil, no sé arreglar el Windows, sólo acceder a sus datos desde Debian la testing que tengo instalada. Ya es como algo típico, que cada cierto tiempo en el sobremesa unas veces, en el portátil otras, Windows se molesta por algo y no arranca. Hace tiempo en el sobremesa fue con algo del sector de arranque, que menos mal que gracias a la utilidad de testdisk de linux pude restaurarle el MBR, porque no sabía yo que cuando se sobreescribe el sector de arranque se guarda una copia del sobreescrito al final 😀

Ahora con lo que salta es con que se reinicia una y otra vez, tanto arrancando normal como en el Modo Seguro -antiguo modo a prueba de fallos, aunque tan “a prueba” de fallos ni era ni es, jeje-. Entonces tras probar lo de la utilidad de recuperación se queda con un pantallazo azul que dice “PROCESS1_INITIALIZATION_FAILED” seguido de lo típico de que reinicie, si el problema persiste bla bla… Y en todos sitios donde busco ayuda o dicen que el disco duro está cascado o que hay que instalar todo de nuevo, así que ya que estoy, aunque no tenga ahora aquí el disco de recuperación, en el próximo ventilamiento he pensado limpiarlo todo y volver a particionar antes de llevarlo a cabo.

Pero me surge una duda con el mundo GNU Linux. En mi opinión tras pruebas durante unos cuantos años Debian mola por su estabilidad y porque puedes instalar lo que necesitas, a costa de tener de cuando en cuando que trastear módulos, compilar, buscar drivers, algún conflicto… y aún así ni el Bluetooth ni el lector de tarjetas integrado me funcionan aún

Luego está Ubuntu, basado en Debian, más jovencillo, que de casa va preparado para muchas cosillas como el Bluetooth, Wi-Fi, lectores de tarjetas,.. pero su precio es la de morralla que instala. Porque Gnome, si se instala en plan completo ya instala cosas, pero en Ubuntu además le añaden tropecientas cosas más, que encima si tratas de desinstalar alguna te salta con que tiene muchas dependencias, y dependencia asociada a otra dependencia sucesiva te encuentras que si quieras ese programilla que para nada te vale, indirectamente estás quitando también el entorno gráfico

De momento voy a ir agenciándome la última versión de Ubuntu, que creo que anda por la 8.04 a ver qué cosillas reconoce, porque el arranque del instalador se puede hacer desde un propio Live-CD y lo mismo ya desde ahí se muestra generoso a la hora de saber utilizar periféricos como llevar por defecto SMP en el núcleo por esto del Core Duo 2 🙂 De todas formas iré buscando también un CD de instalación por red de Debian… 🙄 jeje.

Hay cada vez más gente que se pasa de manera radical de Windows a Linux, pero yo no considero que poco a poco me vaya pasando, simplemente que hay aplicaciones y utilidades que sólo me funcionan en Windows. Podría hacer lo de una máquina virtual y en ella meter Windows, pero no se yo si ahí colarían el disco de restauración del portátil, que ahí ya van sus drivers incluidos 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *