Autovía Campo de Cartagena – Alhama, toma de contacto

Ayer por la tarde circulé por primera vez por esta autovía, la RM-2, inaugurada hace poco. Como viene siendo costumbre lleva esa marca de la casa característica de alguna otra hermana suya como la de Totana – Mazarrón (RM-3), esa característica de acabar de mala manera.

Si bien la de Totana – Mazarrón, acabada en redonda en ambos extremos, en el extremo de Totana termina en una estrecha redonda y en alto, justo en el puente que cruza sobre la A-7, la de Andalucía. Esta de Alhama comienza en la salida 171 de la Autovía Cartagena-Murcia (A-30), pero ojito que en cartel de salida de esta autovía indica Torre Pacheco, Lobosillo y un destino más cuyo nombre no recuerdo, sin indicar nada de Alhama de Murcia. Ya una vez se coge la salida, que lleva a una redonda bien hermosa -aunque con incorporación a la misma algo enrevesada, con ángulo muy cerrado y en pendiente- entonces si aparece un cartel que indica que por una de sus salidas se va a Alhama de Murcia.

Ahí no queda todo, porque luego conforme se acerca uno a Alhama la autovía acaba saliendo un carril dirección Murcia-Alicante y otro dirección Alhama-Almería-Granada. No sé la anchura que quedará en el carril hacia Murcia-Alicante, pero en el que sigue hacia Alhama ésta no es mucha, quedándose por un lado con el típico muro de hormigón y por el otro, sin arcén ninguno, estos palotes de color verde con sus aros reflectantes. Algo que así de primeras parece que fuera una prueba de precisión con el coche, para demostrar que se sabe ir recto sin salirse.

¿Por qué nos venden como Cartagena-Alhama una autovía que hay que salirse bien de Cartagena para cogerla? Unos 20 minutos he tardado desde Cartagena hasta que he conseguido llegar a ella, y más de la mitad del tiempo ha sido ya fuera de Cartagena entre coger la de Murcia y llegar a la salida para la de Alhama. Menos mal que una vez la presentaron ya empezó a darse a conocer como Campo de Cartagena-Alhama, porque desde luego que desde el campo sale, más que de Cartagena ciudad, jeje.

De todas formas ya me han comentado en varias ocasiones que estas autovías hechas por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM) tienen ese final tan raro porque no puede conectarlas directamente con las de Fomento, con las que ha hecho el Estado. Desconozco si esto será una imposición del Ministerio de Fomento, un gesto de orgullo por parte de la CARM como de que no necesitan de las autovías del Estado o vacíos legales. Lo cierto es que luego salen los sociatas murcianos renegando de que la Autopista Cartagena-Vera sea de pago o de que llegan tarde las RM-2 y RM-3. ¿Y se creen ellos que si no las habría hecho el Gobierno Central? Ni hartos a vino se lo pueden creer. Al menos ahora se puede ir de Cartagena a Almería en un tiempo comprensible, bordeando realmente el Mar Mediterráneo y no lo que hace la de Murcia-Andalucía, que no va por la costa ni de lejos aunque del Mediterráneo se llame la autovía; y se puede ir de Totana a Mazarrón -y desde muchos sitios cercanos a Totana- sin tener que soportar colas interminables por la propia carretera en verano; y se pueden comunicar el Valle del Guadalentín y el Campo de Cartagena sin tener que temerle a esos comvoys típicos de tres o cuatro camiones [ejemplo bestia] que se han estado formando durante años y años, que te tocaba uno delante y ya como no fueras en una moto potente o en un buen Lamborghini para adelantarlos del tirón [a lo Matías el humilde, por ejemplo] pues llegabas cuando los camiones también llegasen o se desviasen. 😥

En fin, aunque sea pagando -AP-7- o con algunas mal empezadas y acabadas -RM-2 y RM-3-, ahora podemos viajar en menor tiempo y con mayor comodidad para el conductor 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *