¿Tienen que pagar más los pasajeros obesos?

Será cuestión de que hoy en día a cualquier cosa se le considera noticia, de lo que dicen de que cada vez hay más gente con obesidad en el mundo o que con el progreso también cada uno vamos más a lo nuestro y nos volvemos más insolidarios. Pero hoy he visto una noticia, con foto incluida, de esas que dan que pensar sobre el debate que hay con los pasajeros obesos.

¿A dónde estamos llegando? La polémica más famosa está en los aviones, pero seguro que es perfectamente trasladable al tren y al autobús. Los trenes tienen los asientos bastante anchos, pero a una persona con el nivel de obesidad como la de la foto de la noticia ¿dónde lo sientan? El reposabrazos de los asientos no se puede levantar ¿lo llevan en el coche de cafetería todo el trayecto como por ejemplo casi las trece horas del Talgo Lorca-Sutullena a Montpellier por los mismos 100 € del resto de pasajeros? Porque anda que ya en autobús como no sea en los asientos del fondo siempre que estos sean de los que tienen el reposabrazos desplazable… Y en los aviones se junta el tema del peso y de que quieren cobrar más billete por eso de que se requiere más espacio. Hay aviones modernos que tienen el reposabrazos móvil, pero otros que no, lo que conlleva en el caso de estos últimos el tener que cambiar asientos.

Yo no sé lo qué será más justo desde el punto de vista legal ni social. Pero desde mi punto de vista el tratar de cobrarle a una persona con obesidad el doble de billete por el hecho de que ocupa el doble de espacio me parece una salvajada. Lo asemejo como a que debieran también pagar el doble de seguridad social por el alto riesgo que tienen de padecer enfermedades cardiovasculares, o a que quien tiene un hijo tonto debe de pagar el doble de impuestos dado que al sistema educativo le va a costar más tiempo enseñarlo —que no educarlo porque eso ya no se lleva— que a uno listo. Una cosa es pagar más por querer lujos, pero pagar más por ser obeso… «Hay gente pa to», como dijo aquel torero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *