El negocio de los adoquines en Cartagena (ii)

Hace justo hoy tres semanas que traté el tema de los adoquines en Cartagena y lo pronto que estos se levantan, se rompen y forman charcos con las lluvias. Pues resulta que el martes pasado descubrí que tiene que haber un cemento milagroso que en cuestión de dos horas endurece como una piedra y aguanta el peso que le echen. Aún me queda que consultar a mis fuentes expertas en la materia, porque de existir tiene que ser muy interesante.

El martes a las cinco en punto de la tarde vi a unos operarios en la Calle del Aire, de los que por supuesto la mitad miraba mientras la otra mitad estaba amagada manos a la obra, echándole masa a los adoquines que estaban sueltos. Aún no habían terminado la calle, estaban en una de las zonas donde los adoquines al circular los vehículos mayor música producían con el plom-plom. Pues en esas que un par de horas más tarde, a las siete, volví a pasar por esta calle y me la encontré ya repleta de coches circulando uno tras otro, y por supuesto de nuevo con la misma música y ya algunos adoquines sueltos de nuevo pues. Además, por si acaso era cuestión de que se hubieran olvidado algunos adoquines sueltos, me acerqué a algunos entre cuyas juntas se notaba que habían echado masa y esta estaba fresca. Con pasar algo sobre ella comprobé cómo estaba aún blanda.

Efectivamente el Ayuntamiento trató de poner un parche en esta calle con la cercanía de las procesiones que le pisaban los talones, pero ya en el mismo día empezó a estropearse. Así que si la táctica de tiempo de secado que emplearon con esta ñapa es la estrategia habitual que utilizan cuando enlosan las aceras, ya sabemos un motivo más por el que las losas puestas hace un capazo de años siguen ahí en su sitio, aunque algunas estén hundidas, mientras las puestas en los últimos años se levantan y cuando llueve se vuelven losas-trampa, además de que resbalan más que los tipos de losas que ponían antes.

Con el paro que hay ahora en ese sector seguro que hay empresas que se pegan de ostias por ser ellas las contratadas para reemplazar a las que hacen estas chapuzas. Intentemos no pensar mal… 🙄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *