Huevos totaneros

Hace unos meses dediqué una entrada a las habas ecológicas de Balsicas, pero a Totana también le debo y las otras tardes con unos huevos que trajeron de allí me dije: de aquí no pasa la deuda. Y es que es común que los huevos de cierto tamaño o que se presume que van a tener dos yemas la gente no los venda y los regale, como es el caso de los de estas fotos, que aparecen comparados con los habituales que nos encontramos en las tiendas.

Realmente lo de totaneros es porque son de allí, que ni sé si serán de gallinas en libertad también, pero seguro que en cualquier otro sitio también los hay así. A mi me contaron que estos son así por el tipo de gallinas que proceden, que los ponen grandes pero que las pobres no alcanzan mucha longevidad con lo que sufren con ellos —¡qué dolor!—, y que además no llevan los típicos colorantes que le dan a la yema un tono más oscuro —el de una sola yema en las fotos.

Y ya a modo de historieta para los lectores más curiosos resulta que ambos huevos parecen venir de unas progenitoras que han intimado con un gallo —que las han pisado—, porque aunque en las imágenes apenas se aprecie, las yemas contienen un pequeño cerco con un punto blanco —denominado «el ojo del pollo» por mis informadoras—, y en torno a ellas hay como una mucosa blanca que vendría a ser, y esto me sorprende más, el disparo del gallo, el semen.

En fin, que se aprende mucho de nuestras personas mayores 😀 .

Un pensamiento en “Huevos totaneros

  1. Pingback: Tweets that mention Huevos totaneros || El Historias -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *