La caja de los truenos, más destapada

La caja de los truenos de los naZionalistas cada día da nuevos estallidos, ya es increíble. Primero hicieron aparición una pandilla de asalvajados quemando fotos de los Reyes en Girona (en la primera ronda). Después, en protesta porque a los niñatos no les dejan hacer lo que les venga en gana, sus socios volvieron a efectuar más quemas y concentraciones tanto en Girona como en Madrid. Todo para que al final el juez, y por tanto la justicia, se baje los pantalones y vuelva a demostrar que las leyes están para saltárselas. Que quiten de una vez del Código Penal los delitos relacionados con injurias a la Corona y tal, ¿para qué están ahí si luego sólo montan el paripé y nadie sale castigado? A esa gentuza si les ofreces la mano te comen el brazo y medio cuerpo si te descuidas. Porque a mí no me gustan los etarras, pero no por ello ando quemando su bandera esa que parece una burda copia de la simbología de los médicos, o poniendo fotos del supuesto muerto de hambre (De Juana) llenas de balas que la agujerean. Pero está claro que cuanto menos mano dura tenga La Ley con ellos, más lejos llegarán con sus peculiares protestas. Lo mismo ahora a mí me cuesta estar en la cárcel por injurias contra la justicia o contra el indeseable recientemente citado.

No puede quedar la cosa ahí, por supuesto, porque en la COMUNIDAD AUTÓNOMA del País Vasco también se cuecen habas, o incluso la mata entera. Lo último allí es el suspenso de unas maniobras del Ejército (que llevan haciendo ya desde más de veinte años) porque los indefensos y pobreticos naZionalistas consideran eso una muestra de intimidación.. una poyez vamos.

Aunque por supuesto el Ministerio de Defensa ha justificado la suspensión por falta de perras (algo nada nuevo tampoco). Tiene cojones la cosa, ahora debería yo de quejarme al Ejército por cuando por encima de mi barrio pasa alguno de sus helicópteros, porque puede estrellarse y matarme, o suponer una muestra de su fuerza frente a la poca defensa que tiene mi casa, ¡o que incluso me puedan estar espiando!.

Es que les guste o no, están en España, y si no les gusta España pues que se vayan, o se compren la isla de Sealand y creen su propio país, pero que dejen de dar ya el cante, que a quienes habría que echar es a los 4 trasnochados que tienen tanto en Euskadi como en Cataluña, porque el resto del país está hasta los mismísimos ya de las idioteces que hacen y de que nos intimiden. Van a ocasionar otra guerra civil un día de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *