La RIAA sigue dando ideas y Ana Belén con el cuento

Si bien hace poco era su prima, la DMC que decía que impresoras láser se descargaron la película de Indiana Jones y la de Iron Man, y hace algo más de tiempo la propia RIAA diciendo de instalar sistemas anticopia en los antivirus, ahora se aprovecha -desde mi punto de vista- de la situación de baja economía que los estudiantes suelen tener.

Según Arh Technica la RIAA dobla los costes de llegar a un acuerdo hacia los estudiantes (RIAA doubles settlement cost for students fighting subpoenas), aunque mi inglés es malillo. El asunto parece ser que está en que esta gente sabe desde hace tiempo que los estudiantes se descargan mucho contenido sin permisos de los autores, incluso muchos de ellos desde colegios mayores y residencias, donde también ha tomado cartas en el asunto. Es inevitable que la población joven se familiariza antes y más rápido con las tecnologías P2P y los foros de intercambio de enlaces de descarga directa que sus padres y sus abuelos, pero también muchas veces es más vulnerable de ser presionada con éxito por este tipo de asociaciones.

Ya llevaba la RIAA un tiempo haciéndole propaganda a los estudiantes sobre este asunto. Ahora lo hacen público sin reparos, que de primeras avisan a los estudiantes que infringen la ley en los términos que a ella le afecta y les ofrecen un acuerdo a cambio de desembolsar 3.000$ o que se atengan a las consecuencias. La RIAA a la vez avisa de que si no están de acuerdo entonces serán demandados y que ello les supondrá mayores costes a ellos (los estudiantes) llegando hasta los 7.000 y 8.000$. Vamos que si ya 3.000$ es dinero pues más del doble… peor aún.

En lo que a nosotros se refiere no sabemos lo que tardará la SGAE, si es que no ha comenzado ya, en tomar este tipo de medidas. Porque ahora está de moda lo de que estamos en crisis, aunque decirlo sea antipatriótico, no así la insolidaridad nacional en materia hídrica, pero por darle dinero a los tirititeros que no falte. Hoy decían en los medios de comunicación que las oficinas de Hacienda están colapsadas por un gran número de borradores con errores, también los agricultores y ganaderos manifestándose en Madrid porque les dan cuatro perras por sus productos mientras luego al consumidor se le cobra un pastón comparado con ese el precio en origen que a ellos les pagan; la semana pasada los camioneros y pescadores centrados en el precio del petróleo en huelga y aquí una tarde repartiendo melones gratis los agricultores de la zona. Pero a los tirititeros que con tanto esfuerzo “sacan” el país adelante que no les falte de nada. Vaya desaceleración económica tan sufrida que tienen ellos ¿no? Como la pobrecita sin vergüenza progre de Ana Belén, que hizo un concierto benéfico y tuvo la cara dura de cobrar, además de que cobró más dinero que el que se recaudó para los fines del acto. Pero bueno, viendo al Víctor Manuel… tal para cual. Y encima habrá que añadirles la limosna que les da la SGAE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *