Museo Naval de Madrid

Llevaba más de un año queriendo visitar este museo y hoy ha sido el día. El Museo Naval de Madrid puede resultar por el nombre un museo dedicado a las guerras, pero está muy ligado a la historia de España y de lo que algún día perteneció al Imperio. A ser posible, es imprescindible contar con guía. En mi caso ha sido un señor, sin cobrarnos nada y que se notaba que disfrutaba enseñando sus conocimientos. Además de que tiene muchos sobre la materia.

Este museo cuenta con veintiséis salas que reflejan la historia de la Armada Española desde los Reyes Católicos hasta nuestros días. Incluyendo una dedicada a exposiciones temporales, como he entendido que el próximo mes de septiembre comenzará una dedicada a Blas de Lezo. Servidor se va a limitar a comentar algunas de las instantáneas que ha tomado y que ha recogido en una galería en Flickr. Ni mucho menos soy un entendido en la marina.

Galeón flamenco. 1593

Galeón flamenco. 1593

Este galeón flamenco se encuentra en la sala dedicada a la Casa de Austria. Toda una virguería, tanto la maqueta como el buque. Lo primero porque se trata de la única del siglo XVI y porque fue rescatada de un incendio y restaurada. Lo segundo por las drizas, muy avanzadas para la época. Fue un regalo de una embajada flamenca a Felipe II. No obstante, la representación en cuanto a dimensiones de calado y de arboladura no son muy veraces.

Galeota «Los Cuatro Santos de Cartagena Vigilante»

Galeota «Los Cuatro Santos de Cartagena Vigilante»

Este tipo de embarcaciones eran ligeras y tenían su finalidad en desplazamientos por el Mediterráneo así como utilizadas por los temibles piratas. La propulsión era a golpe de remo y ya pueden imaginarse cómo se olería… A pesar de llamarse «Los Cuatro Santos de Cartagena Vigilante», los nombres de las serie nada tuvieron que ver con los Cuatro Santos que en Cartagena conocemos. También en la sala dedicada a la Casa de Austria.

Blas de Lezo y Olavarrieta

Blas de Lezo y Olavarrieta

Apodado mediohombre. En la sala de la Guerra de Sucesión española está este retrato de uno de los héroes españoles a los que menos difusión se le ha dado. Su apodo era debido a que acabó perdiendo, y en momentos distintos, un ojo, un brazo y una pierna. Una de las batallas que más se le conocen es la de la defensa de Cartagena de Indias frente a los ingleses en 1741, liderados por el almirante Vernon. En ella, Blas de Lezo,con poco más de 3600 hombres venció a los más de 27000 hombres con los que contaba el rival. ¡Ahí es nada!

Monedas de la batalla en Cartagena de Indias. 1741

Monedas de la batalla en Cartagena de Indias. 1741

En estas monedas conmemorativas de la sala de Felipe V y Fernando VI se aprecia una rendición. Resulta que los de la pérfida albión vendieron la piel antes de cazar el oso. Vernon, antes de entrar en batalla, comunicó que ya había vencido, por lo que en Inglaterra estallaron de júbilo y acuñaron monedas conmemorativas. Se pasaron por alto que aún tenían que vérselas con el enemigo, además de que a Blas de Lezo le faltaba una pierna y no podría arrodillarse. Lo de que no es habitual entregar las ciudades de rodillas tampoco está bien, pero eran ingleses.

Carlos III y mesa del general Murat

Carlos III y mesa del general Murat

Lo que más me ha llamado la atención de la sala del vestíbulo de honor ha sido la mesa que se atribuye que era del general Murat, en la que se supone que se firmó el consentimiento del ataque al pueblo de Madrid el 2 de mayo de 1808.

Plano del Puerto de Cartagena

Plano del Puerto de Cartagena

Esta foto que he hecho en la sala de arsenales y construcción naval del siglo XVIII es una birria. No encuentro el mismo plano por la red, pero no es el único museo donde lo he visto. Para los cartaganeros es destacable el desvío que este arsenal supuso en lo que hoy conocemos como Rambla de Benipila.

Repostero de la casa ducal de Fernán Núñez

Repostero de la casa ducal de Fernán Núñez

«Seda adamascada pintada al óleo. Atribuida a Francisco Meneses Osorio. El conjunto está montado sobre una vela de galera turca apresada en la batalla de Lepanto en 1571». Toda una obra de arte.

Antonio de Ulloa y de la Torre-Giralt

Antonio de Ulloa y de la Torre-Giralt

El señor que dio nombre a mi colegio. Escritor, militar y naturalista.

Juan de la Cosa

Juan de la Cosa

Carta universal de Juan de la Cosa

Carta universal de Juan de la Cosa

Juan de la Cosa y su carta universal. La obra cartográfica conservada más antigua que representa el contiene americano.

Cosme Damián Churruca

Cosme Damián Churruca

Uno de los mandos más famosos de Trafalgar. Científico además de militar. Cuentan que el respeto que los ingleses le tenían era tal, que cuando tomaron el San Juan Nepomuceno no se permitió que se saquease su camarote.

Baltasar Hidalgo de Cisneros

Baltasar Hidalgo de Cisneros

Cartagenero. Jefe de escuadra al mando del Santísima Trinidad en Trafalgar.

Rincón dedicado a Isaac Peral

Rincón dedicado a Isaac Peral

Merecido rincón al cartagenero Isaac Peral y Caballero. No contó con todo el apoyo de los dirigentes de su época. Dicen que es el inventor del submarino, pero de otras fuentes he oído que fue pionero en el submarino con motores eléctricos. No obstante en el Museo Naval de Cartagena hay más espacio dedicado a los submarinos.

«Hoy no es día de mojar la pólvora»

Frase muy famosa de Victoriano Sánchez Barcáiztegui al mando de la fragata Almansa, cuando intentaban sofocar un incendio en el antepañol de pólvora.

Y ya está. Evidentemente se nota que es el Museo Naval de Madrid. De dimensiones mayores que el de Cartagena, por ejemplo. Quizás en alguna parte como la referente a la sanidad anda algo escaso, al tenerlo en una sola vitrina y mezclado con telégrafos, pero pienso que no se puede tener todo. Motivo por el que aunque tenga algunas ánforas romanas, no es el ARQUA. Por eso a ver si me organizo y visito también los de San Fernando y El Ferrol. 🙂

2 pensamientos en “Museo Naval de Madrid

  1. Eres la prueba de que no hace falta ser un entendido en la Marina para poder hablar del Museo Naval, simplemente es un museo que uno puede sentir como suyo porque habla de lo nuestro, aunque algunas cosas las tenemos un poco olvidadas.

    Gracias por tu visita y por difundirlo

    • Hola. Gracias por el comentario. Yo lo considero, como decís, un museo nuestro. Ligado a la historia de España y que sirve para entenderla mejor. Pero habrá mucha gente que hasta que no lo vea se piense algo totalmente diferente.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *