Rafaelillo, El Fandi y Miguel Ángel Perera en Murcia

Miguel Perera en Murcia

Hacía mucho que no iba a los toros, años lo menos, en las fiestas de algunos pueblos en las que recuerdo que lo más llamativo para mi era la charlotada. Desde entonces había venido viendo algunas corridas por televisión hasta que se puso de moda emitirlas por canales de pago y ya se complicó el verlas por la tele de los pobres, aunque en mi familia siempre me dijeron que antes, como ahora aún hay quien hace, las retransmitía Matías Prats padre. Cuentan que ese hombre era capaz de retransmitir lo que le echaran. Así tendría que dar gusto y no con los comentaristas de fútbol de TVE faltos casi siempre de afán y entusiasmo.

Pero el pasado sábado aprovechamos unos amigos y yo para ir a la corrida que tuvo lugar en la Plaza de Toros de Murcia con motivo de la feria, a pesar de la moda de ahora de criticar todo lo posible a la fiesta nacional como si a todos los gobiernos anteriores de España les hubiera parecido estupenda. A lo humilde, en andanada y sol, pero nos bastó para lo poco que conocemos, y vaya corrida que hubo. Hubo quien dijo que le había parecido la mejor de toda la feria, a pesar de que el viernes había estado el ahora tan de moda José Tomás, que también tiene su buena cantidad de críticos y enemigos.

El Cid no pudo estar por una cogida reciente pero en su puesto toreó el murciano Rafaelillo, que para lo que pudo hacer con su primer toro bastante hizo; ya con el segundo tuvo algo de mejor fortuna, para tres orejas. El Fandi sin duda fue el más llamativo, tuvo mala suerte con el segundo toro que necesitó de tres intentos para matarlo lo que le costó dicen que incluso el rabo, acabó con tres orejas, pero pocos ponen las banderillas también y menos aún como él. Y Miguel Ángel Perera hizo el toreo más serio de la tarde, con dos orejas, una por cada toro y con descabello en uno como Rafaelillo.

Hicimos unas pocas fotos y vídeos* , a modo de aficionado para recordar, que encima desde donde estábamos tampoco dejan que ver mucho detalle y la imagen queda demasiado movida, pero «algo es algo dijo» un calvo que se encontró un peine sin púas 😆 . No obstante, para los curiosos de cómo estuvo la tarde y fotos adecuadas mejor echar un vistazo a la crónica de alguien experto que domine el lenguaje de la tauromaquia. Los no expertos que fuimos salimos con ganas de repetir de aquí a un tiempo.

*: ACTUALIZACIÓN para poner unos vídeos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *