Soldados al exterior a barba regá

Ahora resulta que el Ministerio de Defensa quiere eliminar el límite de 3 000 soldados en misiones en el exterior, así que venga, soldados para fuera a «barba regá», como se dice por estos contornos —que ahora está de moda lo de mantener con uñas y dientes los dialectos y expresiones de cada lugar—. Que el límite lo fije el Congreso, dicen, ja, menos mal que como decía uno de mis abuelos «de donde no hay no se puede sacar», y que cuando no haya más efectivos en las Fuerzas Armadas pues no podrán mandar más.

Vamos que ahora después de habernos largado de algún sitio como Irak como cobardes —lugar en el que EEUU se columpió invadiéndolo—, que atrás quedaron esos siglos en los que al ejército español se le temía, pretenden que no haya límite de soldados que se puedan mandar al exterior. Todo sea por mandar más gente a Afganistán si así lo desea el amigo Obama, aunque les controlen las comunicaciones que tienen con España para que no cuenten de más a las familias y parezca que allí pasan los días disparando reconstruyendo en una auténtica guerra armonía con fuego de mortero margaritas y furgonetas llenas de explosivos amor.

Una vez más el claro ejemplo de como la clase política hace una cosa haciendo que parezca la contraria, por mucho que ahora mande en Defensa una catalanista progre y verde, que alguno se ve que se pensaba que iba a poner a los soldados a plantar flores en los cuarteles y repartir caramelos en la cabalgata de los Reyes Magos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *