Trasteando Windows desde Linux

Hace ya tiempo que Linux tiene soporte para el formato del Sistema de Archivos que suelen emplear las últimas versiones de Windows (NTFS), pero sólo era fiable la lectura, pues el formato ese es propietario y no era tan fácil el conseguir la escritura de una manera fiable. Los otros dias cuchicheando paquetes de Debian vi unos llamados ntfs-3g, que otorgan soporte de lectura/escritura en NTFS. Total que hoy los he instalado, he cambiado en el fstab que en lugar de usar el formato ntfs use ntfs-3g, y al pelo.

Hay mucho acérrimo a Linux, que prefiere de la noche a la mañana formatear los discos duros, y ale, sólo Linux, pero tampoco creo que haya que ser tan rádical. Aunque si bien es cierto que soy partidario de que si te pasas a Linux, pues te pasas con los bueno y con lo malo. Por ejemplo el asunto Photoshop y Dreamweaver. El emulador Wine hace unas semanitas que da buenos resultados con Photoshop CS2 -con el CS3 aún no se habla mucho-, y Dreamweaver más de lo mismo -aunque hay que trastear el registro desde Windows y copiar archivos a la partición de Linux-, ya que con versiones como la 8 dicen que funciona estupéndamente. Linux tiene muy buenas alternativas como GIMP, que aunque parezca que tiene pocas utilidades todo es cuestión de mirarse algunos manuales y tutoriales, porque asombran la cantidad de cosas que se pueden llegar a hacer con él también. Sobre el asunto de entornos IDE para desarrollo Web… pues bueno, según, las últimas veces que he usado Dreamweaver han sido realmente para ver cómo se llaman algunas propiedades de las Hojas de Estilo en Cascada (CSS), y casi que me da ya igual usar un entorno de ese tipo o el propio editor de textos de Gnome 😀

Por eso he visto también lo de las máquinas virtuales, como VirtualBox -que en cuanto haga hueco en el disco duro probaré-, que según dicen en bastante mejor que andar emulando con Wine y similares porque es como si dentro de Linux “crearas” un ordenador, con recursos más reducidos, pero en el que instalas Windows -o cuantos Sistemas Operativos se quieran-, y se le instalan sus programas, detecta las interfaces de red, los USB,.. Lo va guardando todo en un archivo de imagen, como si fuera un ghost. Ahora bien, que a esto le veo la gran desventaja de que si se usa, pues es tontería tener también paralela una partición con un Windows instalado en condiciones normales y todos los programitas y muchos más instalados. Sería algo así como tener por duplicado las instalaciones ¿no?

Entonces surge ahí un debate Wine vs. VirtualBox, y similares, porque con Wine abres el programa que está directamente instalado en la partición normal de Windows, aunque si quieres guardar archivos, usar conexiones de red, USB,.. no se yo si andará la cosa igual de fácil y permisiva que con una máquina virtual.

En fin, iremos probando lo de VirtualBox, que a Giovanni lo veo siempre muy contento con su VMWare -un primo de VirtualBox pero de pago- desde MAC;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *