Valcárcel, el murcianico engañado

Después de que el Martes tres diputados del Congreso —y luego del PP— demostrasen que tienen las ideas claras así como sus posturas, sobre todo Alberto Garre —del que me alegro que sea balsiqueño— y Arsenio Pacheco que con —si se me permite la expresión— «dos pares de cojones» votaron directamente que no a la admisión a trámite del Estatuto de Castilla-La Mancha, llegan Ramón Luis Valcárcel y el resto del PP y se creen que en la discusión del Estatuto volverá a plantearse la continuación del trasvase Tajo-Segura. Si, es posible, claro que se volverá a plantear el tema, sólo que esta vez pasarán de ellos más aún. ¿Es que no tendremos a otro político en la región con otro discurso distinto y más valor?

Atrás quedaron esas noticias de los días anteriores a la votación que decían que PP y PSOE murciano votarían juntos en contra de la reforma, porque del PSOE murciano a la hora de la verdad se quedaron callados todos, y del PP murciano, de siete que están en el Congreso sólo dos tuvieron la valía de mantener su postura. Se nota que María Dolores de Cospedal tiene mano en el partido y también de donde es, tanta que me hace avergonzarme de que Pilar Barreiro además de la número uno del PP por Murcia sea alcaldesa de mi ciudad. Ahora los quieren castigar por romper la disciplina de partido, claro, que para lo único que les dejan hacer van y lo hacen según su conciencia y en favor de quienes los votaron, gracias a los que están ahí, en lugar de como borregos apretar el botoncito que les dice Soraya y la señorita María Dolores —«si, señorita», deberían de haber respondido estos dos diputados, como los demás—. Y luego los políticos nos venden como que España es un país con una Democracia ejemplar, si, si te callas y te dejas manejar como un títere por el jefe del partido político que necesitas para poder presentarte a cualquiera de las elecciones. Garre y Pacheco me han recordado a esa frase de la Ministra esta que tan bien habla, la que dijo eso de «antes partía que doblá», y que no tengan duda de que aquí mucha gente está con ellos.

Volviendo sobre Valcárcel, es que ya aburre su discurso, siempre el mismo respecto al agua en lugar de limitarse a hacer más propaganda de que aquí no se pueden regar campos de golf con aguas de trasvases, que así se desengañen tantos españoles de una vez de esa falsa creencia sobre nuestra región, que a más de uno le vendría bien pisar un bancal en su vida y saber lo que es y por qué aquí plantas algo y crece más rápido y mejor que, por ejemplo, en Cataluña debido al clima. Y el que no se lo crea que venga, investigue los campos de golf que hay y si tiene pruebas de que alguno se riega con agua procedente de trasvase que lo denuncie, que para eso existen los organismos judiciales además de para hacer columnas de papeles. Y ya no sólo en materia del agua deja que desear, es que zonas como La Manga del Mar Menor están pidiendo continuamente más dinero y fomento del turismo, un lugar único en la Unión Europea que tiene un mar a cada lado, que mientras este señor se encabezona en impedir que se haga un puente al final de La Manga que la una con San Pedro del Pinatar, porque según él hay que cuidar la ecología, permite que en el Mar Menor haya tantas embarcaciones de recreo a motor como a cada cual le da la gana, para que se siga llenando de aceites de los motores y que se monten las enormes colas en verano al principio de La Manga mientras el final está medio muerto. Pero dicen las malas lenguas que es que a Valcárcel le interesa —y conviene— más que el turismo crezca en otras zonas como Mazarrón… 🙄 Si se hiciera un puente en condiciones, con el presupuesto adecuado, lo mismo no habría peligro para los flamencos ni los chorlitos del Mar Menor, pero les gusta ir a gastar lo mínimo en las cosas que más falta hacen.

Y ya que estoy, qué voy a decir del tema de la UCAM y medicina. El Rosell llevaba 20 años pidiendo ser hospital universitario, pero ni caso, y justo entre el año pasado y el presente, cuando la facultad de medicina de Murcia y el Gobierno Regional empezaron a temerse que la idea de que la UCAM pusiera medicina en Cartagena iba cerca de convertirse en realidad, entonces al Rosell se le concedió el considerarse como hospital universitario. ¡Que casualidad, oiga!. Ahora mientras, pues vamos al consultorio y nos encontramos allí lo que Dios nos depare, porque faltan médicos en toda España y muchos parece ser que prefieren que los atienda alguien que ha estudiado en un país cuyos controles de universidades y titulaciones desconocen —sin querer faltar a la calidad docente de otros países— antes que alguien que sea de una privada española. Porque vamos, ya se sabe que eso de que la facultad de medicina de Navarra suela estar entre las 3 primeras a nivel nacional cuyos alumnos mejores notas de MIR logran es pura casualidad. Pero seguro que los catedráticos de medicina de Murcia sufren espasmos orgásmicos cada vez que oyen de alguien eso de que para entrar a medicina en Murcia en el curso 2008/2009 han pedido de nota de corte un 8,75 —según parece—, se sentirán mejores profesionales de la docencia y más importantes, por ejemplo, que mis profesores de Telecomunicaciones que nos tienen que soportar a cualquiera que tenga un 5 de nota de acceso, que borregos que somos, siendo una universidad pública también, —pues los míos son la mayoría jóvenes y poco renegones, que bien le viene eso a la enseñanza en lugar de los típicos cascarrabias, que en medicina abundan—.

A ver cuando se entera Valcárcel de que los tiempos cambian y que el que no llora no mama, pero sobre todo, de que antes que miembro del PP es Presidente de la Región de Murcia y que los problemas se han de tratar de cortar de raíz, que ya verá luego lo que le dejan proponer de cambios al Estatuto manchego.

2 pensamientos en “Valcárcel, el murcianico engañado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *