Coplas de amores de Nogalte (2)

¡Cómo pasa el tiempo! Hace hoy justo siete meses que transcribí aquí unas coplas de amores de Nogalte, una pedanía de Lorca, y prometo que me he acordado de poner otras pocas hoy de casualidad. Algo han cambiado las cosas y los tiempos, incluso desde esos meses hasta hoy, pero estas coplas creo que pronto seguirán teniendo a quien su cantar dar sentido.

Yo tiré un limón p’arriba,
en tu puerta se paró;
hasta los limones saben
que nos queremos los dos.

-Dame la mano, niña,
por la gatera;
-Si yo fuera una gata
las dos te diera.

[…] (continuar leyendo)

Para lo que me queda…

Para lo que me queda en el convento, me cago dentro.

—una de mis abuelas

Dedicado a las personas supersticiosas con esto del martes trece, gente con trezidavomartiofobia, para que vivan entonces intensamente este día por si les pasa algo malo. Yo, como ayer dijo una amiga, pasaré por debajo de una escalera, romperé un espejo y adoptaré un gato negro. 😛

Vivir rico y morir pobre

Yo no soy como esos que viven pobres y luego mueren ricos. A mi me gusta vivir rico y morir pobre.

—Un sindicalista que con regularidad viaja a gastos pagados en preferente en el Talgo Cartagena-Madrid mientras se toma un golpe, supongo que a costa suya, y conversa con otros de su misma dedicación en la cafetería del tren.