el Cambio Climático y el oportunista de turno

Al GoreEn este tiempo se está poniendo muy de moda esto del Cambio Climático. Que en el Mundo se producen cambios en cuanto a su clima, que van ocasionando una sucesión de consecuencias en nuestro entorno no es nada nuevo, no es el invento del siglo, por más que algunos parezca que así lo quieren ver.

Según al científico o experto que se le pregunte (hoy día está de moda lo de ser “experto” en algo ), lo mismo nos encontramos con que los seres humanos somos el peor invento de la creación (o de la evolución, cada cual con su teoría) produciendo una contaminación excesiva que está empezando a desbordarse, que lo mismo nos encontramos con que el planeta Tierra sigue cambiando, como a lo largo de su historia, y que el ser humano está interviniendo en la consecuencia de esos cambios en un 1%.

Lo cierto es que desde hace millones de años que nuestro planeta ha sufrido cambios, como bien me comentaba mi compi Paco Boluda. Épocas con los polos más juntos, otras más separados, glaciaciones, mucho calor, alta actividad tectónica, etc. Pero en este tiempo, como casi para cualquier situación, van surgiendo los oportunistas. Gente casi sin escrúpulos cuya finalidad es beneficiarse lo máximo posible, dándoselas de abanderados que defienden (aparentemente) a toda costa la defensa de una postura que pretende ayudar a librarnos de alguna catástrofe, o bien hacer que nos recomamos la conciencia mirando sin esperanza a un turbio futuro.

A día de hoy un claro ejemplo es el señor Al Gore, uno que fue vicepresidente con Bill Clinton. Este señor, que se va dedicando a ir dando conferencias promocionando su documental sobre el gran problema del cambio climático y el egoísmo de las personas a contrarrestrarlo. Hasta entonces todo pudiera parecer sacado de un cuento de nobles caballeros que acuden a la salvación de sus amadas doncellas, pero sólo hasta ahí, porque ir dando conferencias a cambio de cobrar un pastón ya es otra historia. Dejando al margen la evaluación del “fallo” del jurado del Premio Nobel de la Paz, que hay quienes consideran un simple mazazo contra Bush junior, ¿es que cuesta tan caro venir desde Estados Unidos a España a dar unas charlas? ¿En qué tipo de transporte tan súmamente ecológico habrá venido este señor? Porque si se tratara de que ha venido en una galera de madera… pero seguro que ha venido en avión, y no sólo él, sino también toda su cuadrilla y parásitos que tenga, porque los perros suelen llevar pulgas alrededor, como pudiera ser el caso de los científicos con los que él ha consultado y que a su costa ahora se están haciendo por fin famosos.

Este señor lo que está haciendo, ni más ni menos, es pura campaña para las próximas elecciones de EEUU. Como allí los sucesores no son elegidos como aquí (a dedo), sino que allí son votados (de verdad) por gente de los partidos y tal, pues cada uno hace su campaña, y Estados Unidos es famoso por ser uno de los países en los que cualquier cosa vale para hacer campaña. ¿Y qué mejor que ir viajando por el mundo de mesías que advierte y predice las devastadoras consecuencias del cambio climático? Lo que nos espera ya lo sabemos hace años, y de mano de científicos que no se han dedicado a ir sacando esas millonadas por ir dando charlas de advertencias y modelos simulados de lo que presuntamente nos aguarda. No nos engañemos, que desde la vigencia del Protocolo de Kioto Estados Unidos ha pasado del mismo, y ganen demócratas o republicanos, incluso si gana Al Gore, van a seguir pasando de él, puesto que son el imperio y prefieren seguir haciendo lo que les de la gana con tal de no perder su puesto de primera potencia.

Ha parecido que yo fuera estadounidense, o que esto fuera a ser leido por ciudadanos de allí, pero es que la hipocresía es de las cosas más patéticas que existen, y aprovecharse de conocimientos o cuestiones tan delicadas y que deberían de ser de interés general de la humanidad para ir sacando dinero y encima haciendo campaña política es muy triste. Viendo a nuestro querido Zapatero, experto en sensibilidaZ hacia las víctimas del terrorismo, y los feos que les hace día tras día, pensaba que no podía haber en otros países gente de su misma calaña que quisiera gobernar. ¡Pero ay, oportunistas hay en todos lados! De cualquier color físico e ideológico 😐

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *