El Don

Dilbert Hace cosa de un mes coincidieron un correo de un compi de la bicicleta, Sibenik, titulado «El Don» —fragmento en la serie Dilbert: El don…— con una broma de mi padre de decirme que yo tengo el Síndrome de Asperger por mi afición al mundo del ferrocarril; dos cosas que en parte tienen relación.

Y hoy me he estado acordando de esto a cuento de que en mi familia y también algunos amigos cada vez que se les estropea algo relacionado con la electrónica me preguntan a mi, ya mucho antes de que yo empezara a estudiar telecomunicación incluso. Ahora ya, por supuesto, todos se piensan que yo soy experto en arreglar televisiones, móviles, ordenadores y lo ahora tan de moda: sintonizadores de TDT, cuando en realidad no nos enseñan ni a instalar una antena de televisión.

Pero a trastear todos esos chismes se aprende con el tiempo y sin miedo a romperlos —mis padres bien lo han padecido—. Aunque admito que nunca he llegado al caso de ir recogiendo aparatos de los contenedores de basura y hacer experimentos —que algún amigo sí, ¿eh Julio? jajaja—.

Con frecuencia la gente tiende a mirarnos de forma rara, como si fuéramos por la calle andando y todo lo tratásemos de ver como en la película de Matrix, todo con ceros y unos de color verde sobre un fondo negro. Pero no es así. Conozco, por ejemplo, más gente que sin tener nada que ver con la ingeniería son fan acérrimos de Apple y los MAC que ingenieros que utilicen GNU/Linux. Incluso entre mis amigos que usan Linux la mitad o así no han estudiado nada de ingeniería y tan felices que están.

Yo sin embargo miro extrañado a la gente que es capaz de pasarse cinco cursos memorizando tochos enormes de texto sin llegar a entenderlos y que saben que a los pocos años van a haber sido sustituidos por otros que se tendrán que volver a estudiar. A nosotros sin embargo nos enseñan los mismos fundamentos desde hace la tira de años porque dicen que es tontería que aprendamos tecnologías que cambian cada dos por tres. 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *