Lapidada hasta la muerte

No me gusta transcribir noticias, pero hay cosas… En Somalia han lapidado hasta el fallecimiento a una mujer. al parecer por cometer adulterio, o al menos de lo que fue acusada. Algo de lo más normal y humano ¿no? ¿Cómo vamos a querer Alianza de Civilizaciones con gente así? Ni religión ni leches, estos actos son propios de países asalvajados, que luego tienen el valor de venir por aquí sus habitantes y mirar a las mujeres europeas como fulanas porque no van de tapadas como las suyas, que tratan como si fuesen un rebaño de cabras. Pero no hay que extrañarse, si con el tiempo están teniendo más derechos los asesinos y cualquier animalito que los ciudadanos correctos y de a pie.

De salvajes que aún haya en el mundo quienes llevan acabo estas acciones.

Que lo «pinchó» porque suele llevar una navaja abierta

Victorinox Handyman, suiza por supuesto

Victorinox Handyman, suiza por supuesto

¿Esa idea para defenderse se la habrá dicho su abogado o se la habrá inventado él solo? Laverdad.es publicó ayer que un acusado en un juicio en Cartagena declaró que pinchó a la víctima porque suele llevar una navaja abierta, debido a sus gajes del oficio, porque trabaja en la construcción.

Encima a la víctima también le aplican condena, de menor tiempo, eso si, pero supongo que también su justificación tendrá el tribunal. Pero desde luego que lo del acusado… Si se supone que iba pasado de rosca de alcohol, luego parece que ya no eran horas laborales —que dicen en la noticia que ya era tarde—, ¿qué hacía por ahí con las tijeras multiusos, navaja incluida, abiertas?

Nada, que el que trabaja de escardador se ve que es normal que vaya por ahí por la calle con el serrucho en una mano y el hacha en la otra, por supuesto sin liar en ningún saco ni ninguna otra medida de precaución; o que el que es policía vuelva a casa con la pistola colgada en un cinturón, como los vaqueros del oeste, cargada y sin el seguro, por supuesto.

Detenido en México un burro por robo

Asno de ladrónPodría ser el día de los Santos Inocentes, pero no, estamos en verano y en México no creo que el 22 de Junio lo celebren allí. Según publican en Periodista Digital, un policía mexicano detiene a un burro por robo, parece ser que porque se lo han encontrado con los objetos robados, pero como estaba sin dueños ni compinches -a lo mejor es que era él el cabecilla de la operación- pues lo han arrestado, permaneciendo en calidad de detenido.

Menos mal que al menos lo han puesto en las caballerizas de comisaria y no en los calabozos. Hubiera molado de compañero de celda de algún chorizo de estos de poca monta que se pasan la vida delinquiendo.

También ha tenido suerte de no haber sido detenido en Texas y que en México no hay pena capital -creo, por su bien-. A ver si los dueños se atreven a ir a por el detenido. Aunque la táctica que persigue aquí la policia creo que es esperar, que no hay que estresarse, en que alguien vaya a reclamar el burro y entonces acusarlo de ser él/ella el ladrón. Puede parecer extraño, pero ya contaré otro día algunas técnicas que tiene la policía mexicana en aduanas o para hacer la alcoholemia 🙄

Yo voy a ver si me hago con una Urraca y la adiestro para que en lugar de por el oro tenga afán por los diamantes, que llevándola por buenas ciudades y si no me sale traidora podría venir bien

Troveros vs. Raperos

Ayer me pasó el Giovanni, ahora que gusta que le digan Gio y que se ha hecho fotógrafo de su gato jeje, un enlace de un video del Banana y la Cuadrilla de Aledo en el programa de RNE «No es un día cualquiera», en el que este hombre cantaba se cantaba unos trovos. Y con esto me vino a la memoria aquellos tiempos de hace años, en que un compañero de carrera llamado Diego, que le dicen El Molinero, cantaba buenos trovos por festivales de la temática, así que busqué por YouTube a ver qué mas videos relacionados con el trovo había. No encontré muchos, pero desde luego hubo uno que es digno de ver, es una batalla entre troveros y raperos en Lorca.

[…] (continuar leyendo)

el aborto fuera de la Ley

Hay barbaridades y barbaridares en esta vida, pero esto desde luego se lleva la palma. No es nada nuevo el que se practiquen abortos ni que la Ley que tenemos en España referente a esto sea mejorable. Pero son el resultado de juntar la ilegalidad, superar las 20 semanas y el no respetar a la vida.

Son unos vídeos de Intereconomía Televisión que pueden herir la sensibilidad.

  • Así se aborta en España, cámara oculta
  • Intereconomía recibe restos humanos de un feto

Y luego habrá gente a favor de abolir las corridas de toros pero permitir el aborto libre.

el bicisexual

Hoy me pasa uno de mis amigos que se llaman Fran el enlace a una noticia que me ha dejado «pasmao». Según cuentan en BBC Mundo, un hombre, de 51 años, en Escocia fue detenido tras ser pillado in fraganti por las limpiadoras del hostal en el que se alojaba, manteniendo sexo con su bicicleta. El sheriff de la zona lo detuvo, no sé muy bien si por escándalo público o por maltratar a la bicicleta, aunque a saber si a esta le daba gusto o no jeje.

Lo cierto es que al final fue condenado a libertad condicional durante tres años, pero vaya, para gustos los colores 😀

cuidado con Wi-Fi en los comercios

Que hoy día en muchas tiendas y restaurantes, además de en almacenes, usen teconologías inalámbricas para facilitar la comunicación entre los que en estos lugares trabajan no es ninguna novedad. Poco a poco nos va resultando más normal el que en un restaurante de cierto tamaño quien nos atiende tome nota de los platos en una PDA, que luego conectada vía Bluetooth o Wi-Fi transfiera el pedido a la cocina, a la vez que en algún ordenador del local se comienza a ir elaborándose una cuenta para nuestra mesa jeje.

Todo esto está muy bien, puede suponer un ahorro en los camareros que toman nota, necesitan menos personal e inclusive reduciendo la demora hasta que el plato llega al cliente porque tarda menos en llegar la señal de datos que el camarero en recorrerse el restaurante entero hasta volver a la cocina para cada pedido. Pero cuando se manejan ciertos datos confidenciales, o de nivel privado, la cosa no pinta tan bien.

[…] (continuar leyendo)