Gorilas de monosílabas

Si es nuestra noche de suerte puede que topemos con alguno que sepa componer una frase de tres palabras, «cadné te itentitat» o «tu no pasar» —sin tanta suerte esta última—, pero normalmente sólo saben expresarse con palabras sueltas de una sola sílaba y unos pocos gestos. Un buen sablazo de entrada para de primeras econtrarnos con ellos, sus miradas perdidas y modales que demuestran la teoría de la evolución. Da lo mismo el hemisferio del que vengan. En otros lugares se les consideraría y harían de porteros, pero en el mundo de la noche suelen ser como un grupo de gorilas.

Con el comienzo del verano también empieza el peculiar agosto para montones de sitios de fiesta que abren con motivo de la estación estival. Cuatro artículos de mobiliario de IKEA, un par de trapos o sábanas rotas, otro par de letrinas sin papel, una docena de velas dispersas por las esquinas, bebidas, un par de reparte-flyers llamados relaciones públicas y una cuadrilla de camareros a los que ante todo se les exige peinados estilosos y ropa ajustada que cuanto más enseñe mejor, sin importar lo lentos que sean, y por supuesto otra cuadrilla, a veces jauría, de porteros. Todo eso junto con unas licencias municipales a veces a medio tramitar y un ordenador conectado a un equipo de sonido es más que suficiente para montar un local de fiesta para el verano por cuya entrada nos cobran lo que por cenar en un bar normal, aunque los currantes ganen menos que los del bar.

Pero volvamos a los gorilas dado el caso. […] (continuar leyendo)

Volver a «Flash Player» para i386 en amd64 y Debian

El mes pasado me enteré de que Adobe a la vez que presentaba la versión final de Flash Player 10.1 para GNU/Linux a 32 bits le daba un portazo a la respectiva para 64 bits [barrapunto.com]. En el momento no pareció algo muy importante después de lo que ha habido que pelear con las versiones alfa y beta y sus problemas, pero con el tiempo muchos nos hemos ido dando cuenta de que en la web de Adobe ya no se puede descargar la última beta de por aquel entonces 10.0.45, que en el caso de Debian Squeeze hasta falla la instalación del paquete al tratar de descargarse esa versión desde Adobe. Y para variar en los últimos días, al margen de presuntos problemas de seguridad, algunas páginas han dejado latentes los problemas de la versión ya antigua como en el caso de Facebook y su script Flash para subir imágenes.

Así pues parece que manda tocar retirada y volver a las andanzas de antes, utilizar versiones para 32 bits sobre un sistema de 64 bits, y en el wiki de Debian para Flash Player [en inglés] han tratado el problema y cómo volver a combinar Flash y NSPluginWrapper. A ver si pronto vuelve Adobe con el desarrollo de nuevo y juega a favor de que se deje de responsabilidad únicamente a Linux de su mala compatibilidad con algunas páginas web. 🙄

«SE VNDE»

Y poco después del supermercado de la carne de potro rica en «bitamina» B me encontré con un anuncio de esos curiosos por su originalidad. Hoy en día lo mismo se encuentra uno con ingeniosos anuncios que han costado un dineral que con otros que han utilizado como material el primer plato de parabólica que han encontrado a su paso y en lnguaj d mvil.

<imagen no disponible>

Por cierto, ¿se vende la casa o la antena entonces? 😛

Blanca, la familia crece

Voy a probar a sumarme por hoy a la moda esa de las fotos de perros y/o gatos, en contra de lo que se piense alguna de mis mal pensadas amistades esto no es para el tráfico clandestino de perros.

Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece Blanca, la familia crece

Hace un tiempo la bichón maltés Blanca fue pillada infraganti con y por el hijodemilpadres Chico. Se les veía ya venir porque él es pura polvorilla, de mirada libidinosa según todas las mujeres que lo han visto, y ella muy juguetona y atractica, y al final pasó lo que tenía que pasar por más que estuvieron al tanto de los ahora padres. Ese ha sido el resultado. Un perrillo y dos perrillas igual de cariñosos que la madre.