Coplas picarescas de Nogalte (ii)

Y enlazando con las anteriores picarescas y aprovechando que es San Valentín, aquí van otras:

Desde que te fuiste, Pepe,
el huerto no se ha regao
la hierbabuena no crece
y el perejil se ha secado.

 

Una vieja de cien años
y un viejo de ciento trece.
Le dice el viejo a la vieja:
«Todavía se me estremece».

 

Todo el que quiera saber
de qué color es la pena
que se desnude en cueros
y se acerque a una colmena.

 

Mi madre me pega palos
con el rabo de una oveja;
yo me quisiera estar quieto,
pero el rabo no me deja.

 

Vente conmigo al palmar
y cogeremos palmitos
y tú te los llevarás
que yo no los necesito.

 

Yo llevé mi novia al campo
y la subí a un peñón,
me asomé por debajo
y le vi el gorrión.

 

Quiéreme, que soy barraco,
me acuesto en la basura
y se me endereza el rabo,
cuando me pican las pulgas.

—Una Pedanía De Lorca (ISBN: 84-600-7893-0).

2 pensamientos en “Coplas picarescas de Nogalte (ii)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *