Historia de Internet

No recuerdo si en alguna entrada he contado algo referente a la historia de Internet —debería hacer más honor al nombre del blog. Hay muchas maneras de contarla pero de momento no va a ser cosa mía, sino este vídeo obra de Simón Hergueta que he descubierto a través de Rincón Hamijo —toda una caja de sorpresas.

Tengo mis dudas de que el iPhone haya sido el primer teléfono multimedia con conexión a Internet, pero son ocho minutos para hacerse una idea muy resumida y divulgativa de la evolución de la red de redes, de que Internet existía cuando aún no existía Google, Facebook ni YouTube. 😛

Aumentando la seguridad de SSH en Linux

Por defecto el acceso remoto utilizando SSH suele ocurrir a través del puerto 22 y permitir la identificación directa como root. Demasiado obvio para cualquier atacante. Sin embargo a la seguridad de los servidores siempre se le puede dar una vuelta de rosca más para intentar que cualquier asaltante desista de su intento, o se convierta en un reto para él. Unos consejos para intentar, no siempre con éxito, desquiciar a malhechores:

  • Cambiar el puerto en /etc/ssh/sshd_config por el 6969 —por ejemplo 😛 :
    Port 11810
  • Cambiar el tiempo de espera en segundos para identificarse —en el mismo archivo— por un valor inferior
    LoginGraceTime 30
  • No permitir acceder directamente como root; para ello se puede utilizar el su root una vez identificado un usuario normal —también en /etc/ssh/sshd_config
    PermitRootLogin no

Estos son básicos. Luego […] (continuar leyendo)

Reflector acústico

Antes de la invención del radar tal y como se conoce hoy en día, los ejércitos se las tenían que componer de otras maneras para poder detectar al enemigo y prepararle un recibimiento a su altura. Hoy se usa el radar para todo, incluso para recaudar dinero, pero en otros tiempos los ejércitos ya necesitaban de un sistema de vigilancia que les permitiera detectar al adversario más allá de hasta donde dieran los sentidos del vigía.

Descartado el sentido de la vista hubo quien se fijó en el del oído. Por ejemplo en el uso de trompetillas en el caso de personas que perdían audición, o el gesto tan natural de alzar la mano hacia la oreja en un intento de prolongar el pabellón auditivo cuando se quiere percibir mejor un sonido. Receptores acústicos que sirvieron de inspiración poco después de Maxwell y sus leyes del electromagnetismo (1864) para que se registraran en 1880 los documentos más antiguos sobre el uso de los reflectores acústicos.

En el caso de Gran Bretaña al primero se le llamaba topophone […] (continuar leyendo)

Desactivando el «servicio de aviso de llamadas perdidas» de Movistar

En las últimas semanas Movistar se ha sacado de la chistera mágica que tiene de producir dinero un nuevo invento: el servicio de aviso de llamadas perdidas. Muchos no lo conocerán por su nombre, pero sí por lo que hace. Es con lo que nos encontramos muchos últimamente al llamar a un número que no se encuentra disponible. Una grabación que nos invita a dejar un mensaje de voz que será enviado mediante SMS a dicho número.

La ventaja con el buzón de voz es que no supone coste para el llamante nada más saltar la voz, pero sí como dejemos mensaje. Es fácil de comprobar ipso facto porque nuestro terminal no activará el contador de tiempo que dura la llamada. Sin embargo al que se le ocurra hacer caso de la invitación y grabar un mensaje la compañía se lo cobrará como si hubieran descolgado. Luego entonces puede salir más caro que si mandamos nosotros mismos el SMS. Así pues aunque de otra manera algo diferente viene siendo lo mismo al buzón de voz. Dejamos un mensaje pagando y el destinatario lo consulta sin coste alguno para él. […] (continuar leyendo)

Auscultador ultrasónico

Viendo un vídeo que me ha pasado Ambrosio sobre cómo se colocan las vías del tren he dado con otro sobre una herramienta, o técnica mejor dicho, que ayuda a conocer el estado de las vías: el auscultador ultrasónico. Porque para saber cómo están de fiables los tramos no basta con que Pepe Gotera se pegue un paseo en bicicleta por la orilla de la vía.

Como […] (continuar leyendo)

Geolocalizar a través del BSSID de una Wi-Fi

Gracias a Xpresi hoy me he enterado a través de Redes Zone que es posible geolocalizar una red inalámbrica mediante la dirección MAC inalámbrica. Es decir, que hay una web en inglés y otra versión en español en las que introduciendo el BSSID de una red inalámbrica se puede obtener la dirección física de dicha red, detallando la ubicación hasta con calle y número, y hay hasta quien dice que incluso el piso. ¡Casi nada!

¿Y esto por qué? Porque algún pillo ha logrado acceder a datos que directamente no debieran de existir. Las primeras sospechas apuntan inevitablemente a Google Street View y su reconocida captura «accidental» que hizo de paquetes de redes Wi-Fi. Un «accidente» curioso porque el GPS funciona a una frecuencia diferente de la de las redes Wi-Fi, una antena GPS es diferente de una Wi-Fi y no es lo mismo monitorizar posicionamiento que paquetes de datos Wi-Fi. Además de que Google no se comprometió a eliminar esos datos una vez fue pillado, sino a aislarlos mientras se decidía sobre ellos. Sin embargo otras sospechas apuntan a la recopilación de información que realizan los teléfonos que funcionan sobre Android con sus dispositivos integrados de GPS y Wi-Fi, que al conectarse a cualquier red de este tipo se posicionan geográficamente e informan de ello a Dios sabe quien. Y es que sobre éste último caso ya ha habido quien ha probado a engañar al terminal móvil en cuanto a la localización con My fake location y efectivamente la red inalámbrica ha sido un tiempo después posicionada según las páginas de antes en el lugar falso. Otro posible motivo es la posibilidad que permiten navegadores como Mozilla Firefox o Google Chrome de informar a determinadas páginas que solicitan nuestra ubicación, aunque si el dispositivo no cuenta con un GPS y únicamente se basa en el posicionamiento según la IP me da que no sería tan exacto, pues a mi mismo me ubica en Las Canarias —que no me disgusta. 😆

Sea por el motivo que sea es una prueba más de que en la sociedad de la información que se dice que vivimos no todo son titulares de prensa, compartir fotos entre amigos y seguir lo que dicen los famosos, pues cada una con su excusa o «accidente» hay muchas compañías que recopilan información excesiva sobre los usuarios y casi ningún político hace nada. Sobre todo los españoles, a los que parecen preocuparle más las leyes estúpidas que las destinadas a proteger al ciudadano y su derecho a la privacidad.